El final de la temporada de fútbol, una decisión acertada

Escrito por el 28/04/2020

 Claudio Tapia, presidente de la AFA (REUTERS/Jorge Adorno)
Claudio Tapia, presidente de la AFA (REUTERS/Jorge Adorno) (JORGE ADORNO/)

En un contexto de incertidumbre, la decisión de suspender nuestro fútbol argentino es correcta. En este sentido, se prioriza la salud de los jugadores, la economía de los clubes, el pago de los salarios de los jugadores y se evitan posibles litigios por la prórroga de los contratos más allá de la fecha de vencimiento de los contratos -30 de junio- si la competencia se reanuda y se extiende por encima de esta.

Los principales argumentos que analizó la AFA para tomar la decisión fueron los siguientes:

1. Sanidad: desde un inicio lo más importante fue garantizar la salud e integridad física de los jugadores. En este sentido, las autoridades nacionales le hicieron saber en reiteradas oportunidades a la AFA que el fútbol sería una de las últimas actividades en regresar.

La FIFA, los directivos de AFA y los jugadores por medio de su gremio siempre coincidieron en no retornar a la actividad hasta que las autoridades sanitarias lo aconsejen. Se analizó con tiempo la necesidad de generar un estricto protocolo de sanidad, que hoy oficialmente no existe y que de llevarlo a cabo hubiera sido de difícil operatividad sobre todo en instituciones que no cuentan con una infraestructura adecuada en condiciones y comodidades necesarias para el cumplimiento de un protocolo de rigurosa exigencia.

2. Económica: como lo sostuvimos desde su inicio, esta pandemia hizo mella en las finanzas de los clubes. Algunos lograron anticiparse y acordaron reducciones salarias con sus planteles. Es el caso de Racing de Avellaneda, Talleres de Córdoba, Central Córdoba de Santiago del Estero, por solo nombrar algunos.

Una minoría pudo hacer frente al pago de la totalidad de los salarios, por ejemplo Boca -mientras negocian posibles reducciones-, pero nada garantizaba que de continuar la competencia pudieran afrontar los meses venideros.

La mayoría de los clubes se encuentran retrasados en el pago, como por ejemplo Huracán. Otros acordaron un pago escalonado sin tener ingresos garantizados de recaudaciones, sponsors, cuotas sociales y de los derechos de televisión, que para algunas instituciones suponen un ingreso de más del setenta por ciento de su presupuesto y que sumado a la inactividad llevarán a los clubes -salvo honrosas excepciones- a un contexto de cesación de pagos que se quiere evitar.

3. Jurídica: esta determinación trae certidumbre y claridad sobre las consecuencias contractuales y deportivas. Los contratos que vencen el 30 de junio culminarán esa fecha por su simple expiración del tiempo.

No será necesario que las instituciones deportivas y sus jugadores negocien posibles prórrogas de sus contratos con las consecuencias de no ponerse de acuerdo en un contexto de fuerza mayor.

Esta determinación también trae certidumbre respecto de transferencias y préstamos que finalizan en esa fecha. Sobre esta resolución, la AFA y agremiados trabajan en la fecha de apertura del libro de pases para todos aquellos jugadores que queden en libertad de acción.

4. Calendario: de no tomar esta decisión, iba llevar a terminar la competencia “como sea” y que los jugadores deban diputar partidos cada 72 horas, en un contexto desigual entre clubes grandes y chicos. Esto iba a provocar, luego de un amplio parate, dificultades y consecuencias en la integridad física de los jugadores.

En este sentido, es más lógico dar por terminada la competencia sin ganadores ni perdedores ya que la misma finaliza de manera anticipada por causa de fuerza mayor. Establecer descensos, ascensos sin una competencia terminada podría dar lugar a posibles reclamos legales.

Esta es una gran oportunidad de toda la dirigencia del fútbol argentino de llevar un mensaje claro a la sociedad, a los jugadores, técnicos, utileros y todas aquellas personas que giran alrededor del fútbol. Actuar con responsabilidad y firmeza tomando medidas duras antes de que sea demasiado tarde y concentrar todos los esfuerzos en la próxima 2020/21, deben ser los objetivos. Hay que ser claros: el retorno del fútbol en este momento no es una prioridad. Dejemos que la pandemia pase, que todos nos recuperemos en salud y en nuestras economías y volvamos juntos a disfrutar de este hermoso deporte.

El autor es abogado y especialista en Derecho Deportivo. @mbeesellares

Source: Infobae

Etiquetado como:

Radio Hache

Solo buena música.

Canción actual

Título

Artista